tel2

facebookinstagramyoutube

Joomla Articles
Joomla Categories

espeng

¿Cómo preparar la llegada de un gato a casa?

Cuando decidimos adoptar un felino por primera vez nos pueden surgir incontables dudas. Es normal que no sepamos qué hacer cuando llega un gatito a casa, cuáles son los accesorios que necesita un gato o qué tipo de alimentación requiere.

A continuación, en ExpertoAnimal te mostraremos las cosas necesarias para tener un gato feliz y seguro en su nuevo ambiente o cómo actuar al tener un gato en casa los primeros días. Descubre a continuación cómo preparar la llegada de un gato a casa:

1. Comedero y bebedero

Los gatos en libertad realizan muchas comidas pequeñas a lo largo del día, por ello, lo ideal es que nuestro gato tenga agua fresca y comida a su disposición las 24 horas. Los recipientes deben estar situados lejos de la bandeja sanitaria y, a poder ser, algo separados entre sí.

Nos decantaremos por recipientes fácilmente lavables y con el tamaño suficiente para que nuestro gato pueda comer y beber sin que sus bigotes rocen los bordes, ya que esto es muy molesto para ellos. Si os fijáis, vuestro gato muchas veces se comerá solo el alimento que se encuentre en el centro del comedero por esta misma razón.

Lo ideal es optar por bebederos y comederos de acero inoxidable o cerámica, teniendo cuidado al situar correctamente estos últimos, ya que podrían romperse al caer de un sitio alto. Eso sí, evitaremos por completo los recipientes de plástico. Además, si queremos incentivar a nuestro gato a beber agua, lo ideal es optar por una fuente que le atraerá porque tendrá constantemente agua corriente.

La alimentación del gato

Antes de la llegada del felino a nuestro hogar debemos tener preparado ya el alimento que vamos a ofrecerle, es una de las cosas más necesarias para el gato. Lo ideal sería informarnos acerca de qué tipo de alimento ha estado recibiendo previamente, para evaluar si es adecuado y podemos mantenerlo o para hacer un proceso de transición.

Para cambiar el alimento del gato a uno nuevo sigue este paso a paso, te ayudará a evitar problemas digestivos varios:

  1. Empieza mezclando un 80% de alimento antiguo con un 20% de alimento nuevo.
  2. Pasados unos días, reduce la cantidad de alimento previo, por ejemplo utilizando un 60% de alimento antiguo y un 40% de alimento nuevo.
  3. Sigue este proceso de forma proporcional durante una o dos semanas hasta que el alimento que le ofrezcas sea un 100% del nuevo.

No siempre es fácil elegir un buen pienso para gatos. Lo ideal es analizar detalladamente la composición hasta encontrar un pienso de buena calidad basado en ingredientes frescos. Recuerda que el gato es un animal completamente carnívoro, por lo que debes rechazar los piensos basados en cereales.

También será importante elegir según la edad o las necesidades del felino. En el mercado encontramos piensos para cachorros, adultos y ancianos, pero también para gatos esterilizados, con sobrepeso o con distintos problemas e salud.

También puedes elegir una dieta barf para tu gato, no obstante, cuando hablamos de recetas caseras, siempre recomendamos consultar con un veterinario previamente para evitar carencias nutricionales o prevenir distintos problemas de salud.

1. Comedero y bebedero
 

2. Lugar de descanso

Nuestros gatos pueden llegar a dormir hasta 20 horas cuando son adultos y, para poder disfrutar de ese descanso, necesitan un lugar donde se sientan cómodos y seguros.

Dependiendo del carácter de nuestro gato tendrá unas preferencias u otras pero normalmente les suelen gustar los lugares cubiertos, donde se sienten más protegidos. Además, también suelen buscar sitios elevados donde poder controlar todo.

En el mercado encontrarás todo tipo de camas y accesorios para tu gato, pero este muchas veces dejará de lado esa cama tan preciosa y cara por una caja con una mantita dentro.

La cama de tipo "nido" es uno de los elementos indispensables para gatos, especialmente si convive con otros animales, ya que le servirá de refugio si no desea relacionarse o quiere descansar por completo sin ser molestado.

3. Rascador

El accesorio por excelencia de los gatos es el rascador. Este les permite, aparte de arreglar sus uñas, ejercitarse y marcar su territorio. Si no les facilitamos una zona de rascado lo más probable es que la busquen ellos en nuestros sofás, cortinas, muebles, etc.

Si queremos que use el rascador, este normalmente debe de cumplir una serie de requisitos que todos los gatos prefieren. En primer lugar debe estar situado en una de las zonas principales de la casa, si lo dejamos escondido en un rincón nuestro gato buscará otro objeto donde hacerse la manicura.

Además, es conveniente que el rascador sea suficientemente alto para que pueda estirarse por completo al usarlo y estable para que no se mueva cuando salte sobre él. Si además optamos por una torre rascador (o residencia felina) con varias alturas esto servirá de gimnasio y le ayudara a mantenerse en forma ayudandole a evitar el sobrepeso.

En este punto queremos aclarar que la desungulación (al margen de ser ilegal) nunca es una opción. Si nuestro gato no utiliza el rascador, podemos usar catnip o valeriana (hierbas que atraen a los gatos) para incentivarle a usarlo o colocar trozos de comida o sus juguetes favoritos en las distintas partes del rascador.

Eso sí, durante los primeros días del gato en casa, evita por completo regañarle si se afila las uñas en tus muebles o sofás. Ellos necesitan un proceso de adaptación y los castigos, al margen de ser muy poco efectivos, pueden empeorar vuestra relación. Lo mejor es que intentes distraerle y acercarle a su rascador con el uso de los elementos mencionados.

3. Rascador
 

4. Arenero

En el mercado encontraremos muchos tipos de bandejas sanitarias y la elección, en la mayoría de los casos, dependerá más de nuestro gato que de nosotros. Las bandejas cerradas son muy cómodas porque evitan olores y que salga tanta arena fuera, pero a veces nuestro gato la rechazará porque suelen preferir las bandejas descubiertas.

Además, debemos procurar que los bordes sean bajos para facilitar su entrada y salida, y deberán estar situadas en un lugar tranquilo, sin corrientes de aire y alejadas de comederos y bebederos.

Lo ideal, es que tengamos tantas bandejas como gatos haya en casa más una. Es decir, si convivimos con dos gatos, lo ideal es tener 3 areneros. Eso sí, en ocasiones, si tenemos varios gatos en un piso pequeño, no siempre va a ser posible disponer de muchos areneros. En este caso, la limpieza regular va a ser indispensable si no queremos que hagan sus deposiciones en lugares poco adecuados.

5. Transportín

El transportín es un elemento básico para poder desplazarnos con nuestro gato de forma segura. Aunque no vayamos a viajar con el, lo necesitaremos para acudir al veterinario, en caso de mudanza o ante una emergencia. Es un elemento de seguridad indispensable.

Para que nuestro gato no tenga una visión negativa de él, lo ideal es que este a su disposición habitualmente como lugar de descanso o de comer, de esta forma cuando nos toque visita veterinaria será mucho más fácil que acceda a entrar. Puedes asociar de forma positiva el transportín dejando premios de comida sabrosa dentro o sus juguetes favoritos. El uso de una mantita mullida o similar también puede ser muy interesante.

Para que el transportín sea seguro y cómodo es preferible que sea desmontable, de esta forma será más fácil sacarlo en el veterinario y podremos limpiarlo con facilidad. Además, es recomendable que sea rígido y de plástico para que sea más seguro en caso de accidente en coche y se limpie facilmente.

5. Transportín
 
 

6. Protección de ventanas

Los gatos son cotillas por naturaleza y les encanta investigar, explorar y descubrir nuevos olores. Si vivimos en un piso debemos de proteger nuestras ventanas porque las caídas son mucho más frecuentes de lo que solemos pensar. El síndrome del gato paracaidista es una muestra de ello.

Nuestro gato no va a saltar al vacío sin una razón, pero puede que intente cazar algo o que simplemente tropiece y caiga, por ello es mejor tomar precauciones. No sirve con colocar una mosquitera, pues estas no son suficientemente resistentes, debemos optar por una malla específica para estos casos que podremos encontrar en muchas tiendas de productos para mascotas y asegurarnos de colocarla bien.

7. Enriquecimiento ambiental y estimulación

Finalmente, y no por ello menos importante, es fundamental hablar sobre el enriquecimiento que requiere un felino, así como la estimulación física y mental. Todo ello repercutirá en su bienestar emocional y evitará problemas de conducta.

El enriquecimiento ambiental para gatos consiste en distintos factores que van a proporcionarle una mejor calidad de vida, hablamos de estímulos visuales u olores, por ejemplo. El uso de hierba gatera, pasarelas y estructuras felinas son un ejemplo de ello.

El juego con nosotros también es importante, ya que les permite socializar y ejercitarse. Recuerda que los gatos no se divierten jugando solos, por lo que dedicar cada día un rato a realizar sesiones de juego con él puede ser muy beneficioso para estimularle. Podemos emplear juguetes de inteligencia, juguetes dispensadores de comida, cañas de pescar o, simplemente, una sesión de masajes y relajación.

No olvides que los gatos, aunque son más independientes que los perros, son animales muy sociables y necesitan relacionarse para ser felices. Dedica tiempo a tu mejor amigo y proporciónale la mejor calidad de vida en la medida de lo posible.

7. Enriquecimiento ambiental y estimulación

sobrelarazatipsprocedimientosgatitos



escribanos

CAPTCHA
Invalid Input
© 2017 Todos los derechos reservados. CRIADERO LOS ANDES